Noche de San Valentín

Kyoto Galicia  Noticias   Noche de San Valentín

Noche de San Valentín

 

Necesitaba ayuda urgente, me había olvidado por completo del día de San Valentín, a mi me daba absolutamente igual pero a ella le encantan estas cosas. Una de sus siete sonrisas la pone cuando en este tipo de días, en los que a todo el mundo se le da por demostrar el AMOR en mayúsculas a ella también se lo demuestro.

 

Pero sí, yo como cada año me había vuelto a despistar, y de verdad que no lo hago a posta, y tampoco es porque no la quiera, simplemente no estoy pendiente del calendario comercial, bastante tengo con poner alarmas durante dos semanas antes del día de su cumpleaños para no olvidarme de organizar un evento a la altura de una boda,  celebrar la fecha de su nacimiento no debe ser menos que jurarse amor eterno, ella es así. Tras conocerla bien puedo asegurar que sus enfados los carga el diablo.

 

De camino a casa estaba todo cerrado, la opción de las flores y los bombones ya me había salvado la vida la última vez y repetir también es motivo de intento de asesinato. Entonces me acordé del único sitio donde es inmensamente feliz conmigo además de en la cama, EN UN BUEN RESTAURANTE.

 

Hacía días me había comentado que había oído hablar de un sitio en el que estaban haciendo una cocina de autor exquisita, que había visto su perfil de Instagram y tenía muy buena pinta. Combinaban productos autóctonos y de temporada con otros usados tradicionalmente en la cocina japonesa, llevando a cabo creaciones Gourmet a la altura de un paladar tan exquisito como el que ella tiene.

 

Celebra San Valentín en Kyoto Galicia. Tu restaurante de comida de comida japonesa de autor en Vigo y Coruña.

 

Entonces llamé, les dije que me la pusieran un poco bonita y me dijeron que no me preocupase, que incluso nos regalarían una botella de Rosado para amenizar la cena. Llegué a casa me cambié rápidamente, me puse el jersey de cuello subido que tanto le gusta (y que tanto me horroriza) y salí a buscarla.

 

Se montó en el coche con esa cara de “estoy esperando a que me des lo que me has comprado” pero la hice esperar un poco, me comporté como si nada. Cuando se dio cuenta de que no íbamos a casa su cara empezó a sonrojarse. Aparcamos, me sonrió y me dio las gracias por haberme acordado, me conoce y sabe que soy un despistado pero también valora que me esfuerce por ver una de sus siete sonrisas.

 

Celebra San Valentín en Kyoto Galicia. Tu restaurante de comida de comida japonesa de autor en Vigo y Coruña.

 

Nos recibieron en la puerta y nos acompañaron hasta la mesa, velas y una botella de rosado nos esperaban al lado de aquel mágico jardín, que durante un par de horas nos llevó de cena a un paraíso zen a miles de kms. La quería sorprender de verdad y pedí el menú degustación, tras aquellos platos poco tuve que hacer, solo sonreír y recoger su corazón en una bandeja.

 

sanvalentín-kyotogalicia-4

Por su parte ella abrió el bolso y sacó un paquete, puedo reconocer la caja de un reloj envuelta en papel de regalo desde bien lejos. Pero esta vez el sushiman me había dejado en muy buen lugar. Por su parte el reloj marcaba la hora de pedir la cuenta y consumar el éxito conseguido aquella noche.

 

La parte que viene ahora es privada, pero puedo aseguraros que no pienso olvidarme del día de San Valentín nunca más.

 

sanvalentín-kyotogalicia-5